Un joven sordo no oralizado cursa en la universidad con apoyo institucional

Agustín Gilabert es un joven sordo no oralizado que se comunica a través de Lengua de Señas Argentina (LSA). Nacido y residente en la ciudad de Cipolletti –provincia de Río Negro, Argentina-, vive con su madrina y con su mamá, quien a lo largo de toda su vida escolar se ocupó activamente de que contara con un intérprete y todos los apoyos necesarios. En función de la legislación vigente en la provincia, Agustín cursó el nivel primario y secundario en la articulación entre la escuela de personas oyentes y la escuela de personas sordas. Eligió su identidad como persona sorda no oralizada al terminar séptimo grado de la escuela primaria.

Al finalizar el nivel secundario y frente al planteo materno de que debía estudiar o trabajar, Agustín decidió cursar la Licenciatura de Ciencias de la Educación en la Universidad Nacional del Comahue (UNCo).

Su condición de alumno regular en la Licenciatura es posible gracias a la Comisión de Accesibilidad al Medio Físico y Social, creada en la UNCo en 1999. Esta Comisión tiene el objetivo de asegurar el acceso a una educación superior no excluyente, a través de la creación de dispositivos de apoyo adecuados y pertinentes a las necesidades de estudiantes, docentes y no-docentes en todas las facultades de la universidad.

Cuando Agustín ingresó a la UNCo en el 2013, la Comisión se enfrentó al desafío de generar una trayectoria inclusiva para que pueda cursar y obtener su título de grado en igualdad de condiciones y con equidad de oportunidades. Inició entonces un proceso de desarrollo de dispositivos de apoyo adaptados al contexto universitario y en función de las necesidades de Agustín y sus docentes, donde todos los actores involucrados debían transitar juntos ese camino por primera vez. Por ejemplo, los intérpretes de LSA solían tener una tasa alta de rotación dada la complejidad de interpretar contenidos universitarios y fue necesario repensar su reclutamiento, las capacidades requeridas para la interpretación y cómo fortalecerlas.

El acompañamiento, que también incluye la figura del estudiante tutor-par y la sensibilización a docentes, ha sido y es exitoso ya que Agustín trascendió su experiencia particular y creó videos informativos en lengua de señas para futuros estudiantes sordos y lidera espacios de formación sobre LSA y cultura sorda para toda la comunidad educativa de la universidad.